Utilización: armo de obras con alturas elevadas, pasos subterráneos, capiteles, viaductos, losas de gran espesor y conductos encajados. Presión de hormigonado: 60 KN por pie (240 kN por la torre completa). Rápido y veloz.

Utilización: planificación y realización de puentes, losas para aparcamientos y, en general, para la construcción infraestructural e industrial.
Presión de hormigón: 80 kN
Ligero y fácil de montar

Utilización: para hormigonado de alturas hasta 30 y realización de puentes, viaductos y hormigonados horizontales en general.
Presión de hormigón: de 30 kN a 50 kN por tallo
Modularidad y seguridad

Utilización: armo de losas, vigas o estructuras realizadas en condiciones de cargo elevado.
Presión de hormigón: 800 kN
Practicidad y elevadas prestaciones